top of page
perga.png

¡Bienvenido!

A continuación encontrarás la introducción al manual para el correcto uso del Tarot Orishas, una baraja específicamente diseñada para promover el autoconocimiento y la práctica espiritual individual.
Descubrirás que esta baraja no es una baraja de tarot cualquiera, y su utilización no está relacionada con la adivinación. Si consideras que tienes las habilidades necesarias para utilizarla como una baraja tradicional, eres libre de experimentar con los arquetipos que cada carta representa. En esta guía, sin embargo, no encontrarás orientación sobre cómo leer las cartas a otras personas o cómo predecir acontecimientos futuros. En su lugar, encontrarás una poderosa herramienta para un mejor autoconocimiento y una práctica psicomágica saludable.
Te recomiendo que leas todo el texto introductorio de la premisa para comprender de qué trata este manual, en qué fundamentos teóricos se basa y cuál es su finalidad. A continuación encontrarás un menú dividido por temas.

o
individuación

(actualmente no disponible)

Premssa

En la vida a menudo tenemos la impresión de encontrarnos ante modelos o patrones repetitivos, ya sean modelos de comportamiento o formas naturales. Estos modelos se definen como arquetipos y en psicología analítica se los considera responsables de por qué el mundo está hecho como es y por qué el hombre piensa como piensa.

El famoso psicólogo y psiquiatra suizo Carl Gustav Jung, que dedicó toda su vida al estudio de estas formas modelo, llegó a la conclusión de que los arquetipos son formas arcaicas de conocimiento humano innato, que se transmiten de forma hereditaria, casi biológica. Una verdadera herencia psíquica ancestral.

Jung fue muy criticado porque fue el primero en atreverse a crear una correlación interdisciplinaria entre campos de conocimiento que “debían” permanecer separados. Por un lado, ciencias como la psicología y la psiquiatría, por otro, pseudociencias como la alquimia, la astrología, la numerología y el esoterismo. El “Gran Viejo” (como muchos lo llaman cariñosamente) Jung, unió todos estos conocimientos, con el hilo de oro, el hilo de Ariadna, que nos ayuda a no perdernos en los laberintos de la mente, y generó la abarcadora teoría de los arquetipos universales y el subconsciente colectivo.

Su aportación fue tan importante que acabó cambiando la percepción que siempre había tenido el hombre hacia algunas disciplinas, como la astrología, que pasaba de ser una herramienta para predecir el futuro a una herramienta para leer el presente. Esta revolución, nuevamente gracias a C.G. Jung, también acabó cambiando la forma en que se lee el Tarot en la actualidad.

De hecho, algunas de las herramientas con las que Jung desarrolló el estudio del inconsciente fueron justamente la astrología esotérica y el tarot.

Estableció una relación transicional entre la psique individual y un supuesto sistema simbólico transpersonal: los arquetipos. De esta fusión se deriva, como consecuencia lógica, una misticización de la psicología y una psicologización del misticismo, la cual diluye totalmente la frontera entre las ciencias ortodoxas y las periferias desconocidas del conocimiento, que hoy llamamos pseudociencias.

Los arquetipos del Padre, la Madre, el Joven, el Viejo, el Héroe… son todas personalidades que pertenecen a la psique colectiva, y están presentes en nuestras narrativas míticas y místicas, al igual que las situaciones arquetípicas, como la Muerte, el nacimiento, el Viaje, la Iniciación… Estas piezas compuestas por personajes y situaciones típicas son las piezas de la experiencia humana.

En palabras de Jung: “una imagen o arquetipo primordial es una figura, ya sea una deidad, un ser humano o un proceso, que se repite constantemente a lo largo de la historia, apareciendo allí donde la imaginación creativa encuentra un lugar para expresarse libremente. En cada uno de estos hay una parte del destino humano”.

Aunque los arquetipos, en nuestra vida cotidiana, viven enterrados bajo un manto de conciencia racional, pueden, a través de determinadas prácticas, ser reconocidos y reactivados, para permitirnos encontrar y expresar nuestro verdadero “yo”.

¿Pero por qué hacerlo?

Es muy sencillo: para poder construir mejores relaciones, interpretar mejor nuestras necesidades, desarrollar la autoconciencia y mejorar como personas. En definitiva, para ser felices.

Jung, a diferencia de Freud, no creía que los seres humanos nacieran vacíos y luego esculpiesen su psique únicamente sobre la base de la experiencia acumulada a lo largo de la vida. Jung consideraba que cada individuo nacía con una herencia simbólica preinstalada, heredada al igual que la genética. También pensaba que parte de este patrimonio no pertenecía solo a la sociedad o al linaje familiar del individuo, sino que era un patrimonio colectivo que podríamos definir como “los genes mentales de la humanidad”. Al igual que los genes biológicos, estos genes se cambian, intercambian y recombinan, creando los infinitos matices de la psique humana, esas características que, si aplicamos este concepto en la genética, hacen que mi rostro se distinga del tuyo, pero que también existan grupos étnicos, dobles y gemelos idénticos.

En este sentido, podríamos considerar a los Orishas, ​​como los grupos étnicos de la identidad arquetípica.

Por eso, en el tema arquetípico de una persona normalmente conviven múltiples Orishas, ​​incluso muy diferentes, así como en nuestra herencia genética pueden coexistir genes que provienen de lugares que nunca hubiésemos pensado que nos pertenecían.

Crear un tema arquetípico propio equivaldría en cierto sentido a hacer una prueba de ADN mental y tal vez descubrir algunas afiliaciones que nunca hubiéramos sospechado.

Recordando siempre que nos movemos en los territorios fronterizos y esto siempre requiere una buena dosis de precaución.

Arquetipos en la historia

La ciencia, la filosofía y la religión han sido moldeadas por arquetipos. Determinan la forma que utilizamos para decodificar el mundo exterior a través de los sentidos, pero al mismo tiempo son la herramienta con la que nosotros mismos proyectamos nuestras imágenes internas en el mundo. La Gioconda por ejemplo. Una mujer misteriosa que nos mira y nos sonríe, envuelta en la profundidad de los tonos oscuros de la tierra. Estable. Triangular. Protagonista sobre un fondo natural que nos hace ver rocas y agua. Esto no es solamente un retrato. Es la evocación arquetípica de la Gran Madre. De la naturaleza misma.

La quinta sinfonía de Beethoven. El movimiento musical tan universalmente famoso, que en su inicio se repite tres veces antes de partir por la evolución del tema. ¿No es un arquetipo rítmico universalmente compartido el que nos hace partir a la de tres? ¡Uno, dos, tres, ya! O al revés.

El David de Miguel Ángel. Un espléndido y enorme joven mirando hacia la izquierda. ¿No es a la izquierda, de espaldas a la hipotética línea del tiempo, el lugar donde reside el futuro? No es casualidad que esta estatua se haya convertido en el símbolo de un período histórico que pretendía abandonar un pasado oscuro para renacer en un nuevo futuro: el Renacimiento.

Toda obra imbuida de arquetipos universales seguramente nos impactará profundamente. Resuena con lo que llevamos dentro y este encuentro suele expresarse con una simple frase: “Me gusta”.

Quien en la vida sea capaz de interpretar bien su arquetipo, o de crear obras arquetípicas, estará destinado a ser visto y surgirá entre la multitud. Será reconocible y reconocido. El matrimonio con nuestro verdadero Yo es el mayor regalo que podemos hacernos a nosotros mismos.

Conclusión

Jung creía que los arquetipos representan personalidades y circunstancias básicas de la vida. El tarot de Orishas toca el concepto de circunstancias y se centra en el de personalidad. Yemayá, Obbatalá, Oshumaré y otros son dibujos de prototipos arquetípicos, cuya finalidad es ayudar al “jugador” a identificar en sí mismo y en los demás las fuerzas que rigen las personalidades para promover un mejor conocimiento de sí mismo y de los demás, con todas las ventajas que esto implica. Entender que nuestro jefe es un Shangó sombra, nuestra madre es una Oyá luz, la persona a quien le hemos confiado el cuidado de nuestra mente es un Obbatalá sombra, puede ayudarnos a reconocer de antemano problemas futuros o a comprender los motivos de conductas que nos parecen inusuales porque están lejos de nuestra forma de ver el mundo. Entender cuál es nuestro Orisha dominante y qué otros Orishas pueblan nuestra psique, activa en nosotros un proceso de identificación, que hará más fácil comprender lo que queremos en la vida. Y además, completar este proceso con acciones rituales psicomágicas nos proporcionará una ayuda “extra” en el camino hacia la autorrealización.

Aunque una persona está impregnada de múltiples arquetipos, Jung señaló que, por lo general, uno tiende a ser predominante. Ese será nuestro Orisha principal, aquel a quien dedicaremos un altar permanente.

 

Estados de conciencia y principales arquetipos identificados por Jung

PERSONA

iceberg.png

EGO

INCONSCIENTE PERSONAL

INCONSCIENTE COLECTIVO

Mi Orisha

Mis Orishas

Los Orishas

El iceberg de la persona. Partes sumergidas y partes emergidas.

animus.png

PERSONA

SER

SOMBRA

ALMA


PERSONA según Jung
Cómo queremos que nos vean los demás. La máscara social. La palabra persona deriva del latín “persona” que a su vez deriva del etrusco “Phersu” y hace referencia a la máscara teatral. Según Jung, la persona sirve para proteger al Ego de lo negativo. Todos somos buenos y malos. Todos hacemos cosas que nosotros, los primeros, consideramos socialmente inapropiadas o incluso repulsivas, y, por lo tanto, nunca permitimos que todo esto se manifieste en nuestra persona. No queremos que los demás se den cuenta y por eso escondemos todo este bagaje de deseos y experiencias censuradas en la sombra y delegamos a la persona la tarea de ir por allí en el mundo representándonos e interactuando con los demás.

SOMBRA según Jung
En las sombras hay ideas reprimidas, cuestiones desagradables, debilidades, defectos, instintos, deseos, experiencias traumáticas. En la sombra están todas las cosas que consideramos inaceptables, tanto para la sociedad como para nosotros mismos; la envidia, el odio… todo esto está en la sombra. En cada individuo hay una sombra. Negar su presencia solamente la fortalece y, en algunos casos, puede conducir al desarrollo de patologías psicóticas. Por ello, cada Orisha en la baraja va acompañado de su sombra gemela y es necesario que el “jugador” aprenda a reconocer en qué sombra se esconden sus defectos. No reconocerse en ningún aspecto sombra de ningún personaje es ciertamente un síntoma de autoanálisis superficial o de un proceso de negación. Obviamente, los personajes sombra en la baraja representan la peor evolución posible de los aspectos sombra. Puede que nuestra sombra no sea necesariamente tan violenta o malvada, pero incluso en una forma más suave, sin duda será reconocible.

ANIMA o ANIMUS según Jung
Según Jung, el ánima era el aspecto femenino del varón, mientras que el animus era el aspecto masculino de la mujer. El alma es lo que en nosotros tiene la tarea de llevarnos al centro, a nuestro ser. Armonizar estos dos aspectos y escuchar nuestro corazón es el camino para lograr alcanzar el ser.

SER según Jung
Ser es unificación. Conciencia. El punto en el centro del ser es el ego. El círculo es la conciencia. El proceso de individuación consiste en transformarse en un núcleo brillante. Un ego consciente de lo que es. Una persona que ha encontrado su identidad y gracias a ella ha podido ampliar su conciencia, acabando viviendo una vida más grande que su ego. La identificación nos convierte en grandes personas, personas capaces de ampliar su ámbito de acción más allá de los confines de nuestra vida cotidiana, de nuestros problemas y de nuestras miserias. Nos volvemos útiles para los demás y conscientes del mundo en el que vivimos. Nuestra presencia es reconocida por el mundo exactamente como nosotros reconocemos la presencia del mundo.

Jung reconoció 12 arquetipos principales.
La numerología reconoce 9 arquetipos principales más algunos extras
El tarot de los Orishas reconoce 18 arquetipos principales más 18 sombras.

jung.png
jung orishas.png

Como puedes ver, los arquetipos de los Orishas difieren de los junguianos. Un arquetipo junguiano puede corresponder a 2 o 3 Orishas que pertenecen en significado a ese aspecto, pero difieren en detalles. También hay algunos Orishas que no tienen corresponsal junguiano. El tarot de los Orishas es un nuevo mundo arquetípico por explorar, que llega a nosotros después de un largo viaje de 2500 años, desde la fundación de la mítica ciudad de Ifá, en Nigeria, donde se construyeron, por primera vez, templos dedicados a los Orishas.

mio tema archetipico

MI TEMA ARQUETÍPICO

Esta es la ficha que debes completar para conocer tu tema arquetípico.

scheda italiano.jpg

El tema Arquetípico está bajo revisión. Vuelve en el futuro

CÓMO SE RELLENA

Para elaborar la ficha utilizaremos el mismo principio de correspondencia que se utiliza en numerología y que consiste en convertir un código alfabético en un código numérico. Cada letra corresponde a un número según la tabla de conversión de numerología estándar. Completa el formulario con tus datos como se especifica y luego convierte cada letra en un número.
QUIÉN: Tu nombre. Apellido de tu madre. Apellido paterno.
DÓNDE: Nombre de la ciudad donde naciste.
CUANDO: Fecha de nacimiento completa.

Ejemplo:
Nombre: MARCELLA = 4+1+9+3+5+3+3+1 =29 = 2+9 =
11 = 1+1=2Dos será el valor numérico del nombre Marcella. En este caso, como el 2 proviene del 11, que es un número maestro, se tendrán en consideración ambos valores. Por tanto, los valores numéricos del nombre Marcella serán: 211.

Una vez que hayas completado tu formulario, aparecerán algunos valores clave (cuadrados azules, cuadrados amarillos y cuadrados verdes). Convertiremos los números en Orishas utilizando la tabla de correspondencia entre números y Orishas que encontrarás en la Guía.





CUADRADOS AMARILLOS



ORISHA DEL SER
Nombre+Pasado Materno+Pasado Paterno

Pueden ser uno o más Orishas. Representan lo que cada uno de nosotros define como “yo”. Son la forma en que nos sentimos y eso depende en parte de quiénes somos y en parte de la familia de la que venimos. Todos hemos recibido una educación y esto ha influido, desde pequeños, en la forma en que hemos construido nuestros valores y nuestras creencias. Nuestro idioma, nuestro sentido de pertenencia, nuestra ascendencia, son fuerzas que dieron forma a nuestra identidad mucho antes de que nuestra conciencia comenzara a preguntarse “¿quién soy yo?”, y que, por tanto, son indivisibles de nuestra forma de ser. Son un pre ajuste arquetípico, que solo ciertas prácticas espirituales o ascéticas pueden borrar. Cualquier persona común y corriente simplemente aprende a vivir con ello y esto no tiene por qué ser un problema, siempre que se reconozca conscientemente.


ORISHA DEL CONTEXTO
Ciudad de nacimiento+Fecha de nacimiento

Pueden ser uno o más Orishas. Representan las coordenadas necesarias para ubicarnos en el espacio y el tiempo. El período histórico y la parte del mundo en la que nacimos son otros dos factores que han contribuido a esculpir nuestra persona. Es muy diferente ser un hombre del siglo XVIII o uno de los 2000, nacer en una región fría o cálida, en una ciudad rica o en un pequeño pueblo, en una zona liberal del mundo o en una represiva. Atención: el CONTEXTO también puede representar aspectos familiares lejanos, como abuelos, bisabuelos, familias que nos acogieron a pesar de que no fuesen nuestra familia biológica, comunidades, orfanatos, y en general todos aquellos contextos que marcaron nuestra infancia y que no hemos heredado directamente de nuestros padres biológicos.


ORISHA DEL ALMA
Fecha de nacimiento+Orisha del Ser

Pueden ser uno o más Orishas. Representan el profundo deseo de nuestra alma. Son los Orishas, las Fuerzas, las Imágenes que nos harán sentir completos, realizados y satisfechos en la vida. Representan lo que realmente queremos, más allá de la máscara social (la persona). Por ejemplo: una persona que tenga 8 en la persona (SHANGÓ) y 2 en el alma, (BOTOTONKI) es un individuo que en la vida intentará consolidarse como líder y buscará reconocimiento social y prestigio. Pero aunque todo esto le dará grandes satisfacciones, en el fondo será verdaderamente feliz solo cuando logrará tener una relación de pareja profunda, o cuando finalmente podrá resolver su conflicto dual, siendo estos los dos significados de la carta BOTOTONKI.



CUADRADOS AZULES

Los cuadrados azules son todos Orishas que nos pertenecen, de una forma u otra. Pueden estar activos o vivir en nosotros en forma potencial. Pueden estar en la luz o en la sombra. Pueden permanecer en silencio durante años para luego activarse de repente y con mucha fuerza, superando incluso al Orisha de la persona, provocando grandes avances y cambios de rumbo tan drásticos que pueden hacernos perder la pista de la persona que alguna vez fuimos. Son Orishas que debemos tener en cuenta, aunque aparentemente no parezcan determinantes, ya que no se encuentran en los cuadrados amarillos.




CUADRADO VERDE


ORISHA DE LA PERSONA 
Orisha del Ser+Orisha del Contexto+Orisha del Alma

Pueden ser uno o más Orishas. Representan nuestra Persona, entendida como máscara social. Son la suma de quiénes somos, cuándo nacimos, dónde nacimos y de qué familia. Nuestra predestinación (que no debe confundirse con el destino) está encerrada en este Orisha. Nuestro destino se construye con la fuerza de  nuestra voluntad. Si, en cambio, decidimos no ejercerla, terminaremos encajado en nuestra predestinación.  El Orisha de la Persona representa lo que llegaremos a ser si nos complacemos y estamos en línea con nuestra predestinación. Si nos reconocemos en este Orisha, significa que encontrar nuestro camino no será difícil. Lo lograremos con cierta facilidad, porque todo en nosotros empuja y apoya nuestros deseos. Si, en cambio, no nos reconocemos en el Orisha de la persona, significa que debemos luchar contra nuestra predestinación, forjar nuestro propio destino a través de la fuerza de voluntad, remando contra los ascendientes familiares, el contexto social y nuestra predestinación.

Quien se reconoce en el Orisha de la Persona que resulta de su tema arquetípico, puede organizarse inmediatamente para la práctica ritual, (si quiere) siguiendo las indicaciones contenidas en la guía de cada carta. El contacto con esta fuerza será sencillo e intuitivo y los resultados que proporciona una buena práctica espiritual serán rápidos.

Quien no se reconoce en el Orisha de la Persona, en cambio, tendrá que buscar en su tema arquetípico el Orisha que le representa mejor y organizar con él su propia práctica ritual. Ponerse en sintonía con el Orisha elegido será un camino un poco más lento pero no menos efectivo.

Por otro lado, quienes no se identifiquen con ninguno de los Orishas resultantes de su tema arquetípico, tendrán que autodeterminarse por completo. Este camino se hace a través de la voluntad, una buena capacidad de autoanálisis y objetividad. Si en nuestra psique experimentamos disociaciones y creem
os ser lo que no somos, ni siquiera una buena y constante práctica ritual nos ayudará, es más, podría dar lugar a grandes frustraciones.

Elige con cuidado a qué Orisha dedicar tu altar permanente, porque nuestra mente es una herramienta muy poderosa, aunque sea poco conocida.​

Consigli dal caos

CONSEJOS DEL CAOS

Puedes utilizar la baraja del Tarot de los Orishas como quieras, para adivinación, para leer o utilizar las cartas de iconos para la práctica de psicomagia. El método propuesto en este sitio es el "oracular". Básicamente, se trata de barajar las cartas y coger una al azar. Pero veamos en detalle:

CONSEJOS DEL CAOS
La práctica Consejos del caos, se debe realizar principalmente por la mañana y solo se debe realizar una vez al día (estos consejos proceden de mi experiencia y non deben necesariamente ser seguidos). Se barajan  las cartas intentando mantener la mente en blanco. El silencio mental no es fácil de obtener, puedes ayudarte observando las cosas que te rodean, el paisaje fuera de la ventana o concentrándote en una imagen que te ayude a obtener paz mental, como un mandala. En este punto, cuando ya no escuches tu voz en tu cabeza, saca una carta al azar. 
En este punto ustedes se convierten en los intérpretes del juego. A partir de la lista de palabras clave contenidas en la ficha de la carta, tendrás que intentar comprender qué indicaciones te envía el Caos para ayudarte durante el día. Para interpretar las cartas puedes usar las palabras claves o dar una interpretación personal leyendo las características clave de cada Orisha en su ficha.

ORÁCULO DE IFÁ

El oráculo de Ifá es un sistema adivinatorio utilizado por sacerdotes de religiones africanas y afroamericanas (Babalawos) que se basan en la tradición yoruba de los Orishas. Es un sistema muy complejo, en el que el sacerdote, al arrojar cáscaras o semillas sobre una mesa, interpreta las respuestas de los Orishas, en nombre del consultante.
No haremos nada de esto, pero usaremos la baraja como herramienta oracular.

Barajamos las cartas el tiempo suficiente para procesar una pregunta específica. Una vez que tengamos la pregunta necesitamos pronunciarla correctamente y en voz alta. En este punto podemos sacar una carta al azar y proceder a su interpretación siguiendo una vez más las instrucciones de la carta. Es un proceso muy similar al de Consejos del caos, pero con dos diferencias: 
1. Nuestra mente, mientras barajamos las cartas, no debe quedarse en silencio, sino concentrarse cuidadosamente en una cuestión concreta.
2. Cualquier hora del día está bien y podemos repetir la consulta hasta 3 veces al día.

Atención:
No hagas preguntas sobre los demás: (¿Me ama?)
No preguntes dos o más opciones: (¿Debo ir a la derecha o a la izquierda?) Pregunta en su lugar: (¿Tendré problemas para ir a la derecha? ¿Seré feliz si voy a la derecha? ¿Es la opción correcta ir a la derecha?)
No hagas preguntas sobre escenarios que no te involucren a ti: (¿cómo será el mundo en 2340?)


El Oráculo de Orishas no es más que una puerta que se abre a tu mente profunda y que, aprovechando una suspensión temporal del enfoque racional, permite aflorar los conocimientos e intuiciones que ya tenemos en nuestro interior. No lo uses como si fuera Google. No puede darte respuestas que no sabes ya (a menos que seas un psíquico o un vidente). En nuestro interior, sin embargo, hay millones de conocimientos archivados, porque se consideran sin importancia o de poca utilidad, o porque se heredan de forma subliminal, como decía Jung. Esta práctica puede reactivarlos permitiéndote encontrar tus respuestas.

 

Pratica rituale

PRACTICA RITUAL

Como se mencionó anteriormente, existen algunas prácticas que pueden reactivar en nosotros la fuerza de los arquetipos universales. Una de ellas (la que yo práctico y, por tanto, les propongo) es la práctica psicomágica.
Pero, ¿qué es la psicomagia?
En realidad se trata de una práctica ancestral y compartida globalmente, que hunde sus raíces en la magia popular y el chamanismo, llegando a involucrar, con el tiempo, también al psicoanálisis, la alquimia, la astrología y el tarot. Cuando este conjunto de conocimientos se combina con el arte, surge la psicomagia. Esta práctica tiene como objetivo establecer un diálogo con el subconsciente, para eliminar sus bloqueos, despertar su potencial o sanar sus traumas. Para conseguir este efecto recurre a la puesta en escena de acciones teatrales de alto valor simbólico.
El padre de esta técnica artística curativa es Alejandro Jodorowsky:

«… la psicomagia propone un camino inverso al del psicoanálisis. En lugar de enseñar al subconsciente a hablar el lenguaje de la racionalidad, le enseña a la racionalidad a hablar el lenguaje del subconsciente. El subconsciente está hecho de sonidos, olores, sensaciones, imágenes, experiencias táctiles…»

De esta consideración surge, por tanto, la necesidad de escenificar un ritual simbólico cada vez que queremos comunicarnos con un Orisha, siendo los Orishas nada más que un mundo arquetípico, subconsciente, esperando a ser reactivado.

Por eso, adoptaremos algunos de los principios expuestos por Jodorowsky para poder utilizar el Tarot de Orishas en nuestra práctica ritual.
Estos son algunos de los principios que nos interesan en este contexto:

— Únicamente hay un lenguaje capaz de incrementar nuestro nivel de conciencia, y es el lenguaje del arte y la poesía.
— El inconsciente comprende mejor el lenguaje de los sueños que el lenguaje racional.
— Una instrucción no llega a ser verdaderamente operativa, no puede adquirir todo su potencial transformador, a menos que no se aplique. Si a una toma de conciencia no le sigue una acción, esta permanece totalmente estéril. Es decir: una acción vale más que mil palabras.

Esto significa que quienes quieran utilizar la baraja del Tarot de los Orishas también para la práctica ritual, encontrarán en la ficha de cada Orisha algunas indicaciones útiles para organizar su propio altar y escenificar representaciones psicomágicas.
En las instrucciones no encontrarás dogmas ni reglas. Este mundo no tiene nada que ver con la religión. En cambio, encontrarás consejos que provienen de mi experiencia personal y eres libre de seguirlos o no.

 

NOTA FINAL

Es necesario reiterar una vez más que, aunque estemos hablando de divinidades que pertenecen a la tradición yoruba (mi cultura paterna) el camino que propongo no es en ningún modo un camino religioso. Esto no es santería ni ninguna religión afrocubana. No pertenezco a ninguna religión y no te estoy sugiriendo ninguna religión. Lo que te propongo como artista es un camino INDIVIDUAL de experimentación, que a través de un uso consciente del arte, pueda ayudarte a crecer como individuo en la búsqueda de ti mismo y la expresión de tu potencial oculto.

Gracias por tu atención
Viola

En la guía en línea encontrarás:
LA PÁGINA DE LAS CORRESPONDENCIAS ENTRE LOS NÚMEROS DEL TEMA ARQUETÍPICO Y LOS ORISHAS
LA FICHA DE CADA ORISHA CON:
SIGNIFICADO ARQUETÍPICO
SIGNIFICADO DE SU PRESENCIA EN EL SER
SIGNIFICADO DE SU PRESENCIA EN EL CONTEXTO
SIGNIFICADO DE SU PRESENCIA EN EL ALMA
SIGNIFICADO DE SU PRESENCIA EN LA PERSONA
TRANSFORMACIÓN DEL ORISHA DE ARQUETIPO A ESTEREOTIPO (COMO SE PRESENTA EN LA PERSONALIDAD ESTÁNDAR)
PALABRAS CLAVE PARA LOS CONSEJOS DEL CAOS Y DEL ORÁCULO DE IFÁ
CONSEJOS PARA EL RITUAL PSICOMÁGICO DE CADA ORISHA

Para leer la guía en línea hay que registrarse en el sitio. Sé que a muchos no les gusta esto, pero lamentablemente es necesario para impedir la libre circulación de imágenes artísticas en la web. Existe un mercado ilegal que vende barajas de cartas falsificadas, incluso en plataformas importantes como Amazon. Esto supone un gran perjuicio para nosotros los artistas, tanto a nivel de imagen (las barajas falsificadas nunca tienen la misma calidad que las originales) como a nivel económico (los verdaderos autores de las barajas no reciben ninguna compensación). Para registrarte solamente necesitas una dirección de correo electrónico y una contraseña. No te pido ningún otro dato personal. Sus correos electrónicos no serán utilizados con fines comerciales.

bottom of page